arrow Forma parte de la comunidad Hoy Mujer
arrow Encuentra lo que necesitas
Escuelas, spas, médicos, etc.

Cursos de verano: Abre un mundo para tus hijos

30 mayo 2011
Sección: Especial

Foto: Campamento Peña Grande.

El ciclo escolar 2010-2011 para los niveles de educación básica concluirá el próximo viernes 8 de julio, lo cual significa que los niños estarán en casa por más de un mes. Si has pensado en inscribirlos en alguna actividad, toma en cuenta que realmente sea fructífera para ellos, no sólo durante las vacaciones, pues ésta es la oportunidad de mostrarles nuevos horizontes que les dejarán un aprendizaje para toda la vida.

Ruth Villanueva, directora de Psicología de la Fundación Becmor & Chace (FUNBEC, la fundación de los niños), sugiere a los padres de familia que tienen la necesidad de salir a trabajar durante el verano o que tienen la inquietud de que sus hijos cambien su forma de entretenerse durante las vacaciones, que para inscribirlos a alguna actividad consideren los intereses de sus niños, aquello que buscan desarrollar en ellos pero, sobre todo, que ellos se diviertan en este período de receso escolar.

Foto: FUNBEC.

“Esta es una invitación para que aprovechen la oportunidad de guiar la decisión de un niño, motivando su asistencia a algún curso, no por castigo sino como una gran experiencia. Es importante que platiquen después de cada día de curso; unos minutos de atención de calidad garantizarán la confianza y la seguridad que impulsará al niño a ser mejor persona y, en un futuro no tan lejano, un adulto decidido”, dice Villanueva.

La experiencia de un campamento
“Para la vida y el desarrollo psicosocial de un niño es sumamente importante y valioso ir de campamento, ya que aprende a desarrollarse de una forma que difícilmente podrá repetir en otro lugar, pues esta actividad implica estar lejos de los padres y, por lo tanto, valerse por sí mismo y divertirse con personas que no conoce”, explica Jair Hernández, director nacional de Campamento Peña Grande.

Foto: Campamento Peña Grande.

Por su parte, Ana Paula Pérez, directora operativa de campamento Los Mezquites, señala que el hecho de que un niño se separe de su ambiente familiar y entre en contacto con otros niños hace que abra sus horizontes, no sólo a personas nuevas, sino probablemente diferentes a él. Por eso, un campamento es un complemento muy importante dentro de la formación del niño, pues le da experiencias que no tiene en su día a día, lo forma en valores, actividades físicas y de socialización, mediante dinámicas
enriquecedoras que hacen que el niño se llene de otras realidades.

Se trata de un aprendizaje intensivo, que refuerza los valores y actitudes positivas que los niños reciben en su casa y en el colegio –respeto, tolerancia, honestidad, trabajo en equipo, independencia, fundamentalmente- y es posible gracias a las condiciones formativas y de crecimiento personal en las que se lleva a cabo.

Foto: Campamento Peña Grande.
 
Pero para que esto se lleve a cabo, “el campamento debe tener como eje principal no sólo la recreación, sino también la educación, ser una actividad que complemente el proceso educativo y vivencial, para tener un impacto verdadero en la vida de los niños que lo experimentan y lograr un aprendizaje significativo”, explica Mariana Méndez, directora comercial de Los Mezquites.

En este caso, los beneficios son muchos: “Se abre un mundo lleno de posibilidades, en donde los niños son protagonistas y escriben su propia historia. Además, experimentan toda clase de sentimientos y vivencias que, desde ese momento y también posteriormente, les servirán para tomar decisiones”, agrega Jair Hernández.

Foto: FUNBEC.

Para Mariana Méndez, dentro de un campamento se forma la independencia y la autonomía, pues ahí cada niño es responsable de lavarse las manos, comer bien, cepillarse los dientes, tender su cama, recoger su cuarto, asearse y cuidar sus pertenencias. No está ahí su mamá y esto hace que desarrollen habilidades de orden y limpieza por el gusto de hacerlo y por el bien común.

Les damos un espacio –comenta Ana Paula Pérez- en el que se pueden desarrollar y ser libres, pero en un ambiente seguro, en donde ellos eligen qué actividades hacer.

Foto: Campamento Los Mezquites.

“Estas pequeñas elecciones que están a su alcance en ese momento después se proyectan a mayor escala, pues la vida está llena de toma de decisiones y, muchas veces, ya como adultos, encontramos que nunca hemos hecho una decisión importante”, dice Mariana Méndez.

De esa forma, un niño que va a campamentos adquiere una estructura y una forma de pensar diferentes, es mucho más organizado. El campamento es un elemento diferenciador en su desenvolvimiento frente a sus responsabilidades, aprende a afrontar situaciones, tiene mayor capacidad de reacción, busca los elementos que están alrededor para crear soluciones y resolver problemas, se atreve a hacer cosas nuevas que no ha intentado y para las que tal vez sea bueno.

Y es que –señala Jair Hernández- una persona que asistió a campamentos en su infancia es más segura de sí misma, más sociable y extrovertida, tiene una actitud más responsable, madura e independiente, presenta mayor tolerancia a la frustración y una autoestima más elevada y estable.

Foto: Campamento Los Mezquites.

Por tanto, un campamento puede ser un medio positivo para que el niño encuentre lo que quiere ser y hacer en la vida, pues se encuentra en un espacio sin presión de nadie, donde tiene la oportunidad de conocerse a sí mismo, sus motivaciones y reacciones, sus fortalezas y debilidades, para ir encaminando sus gustos hacia un posible “quiero hacer”.

Desarrolla su sensibilidad artística
En ese sentido, Ruth Villanueva explica que “los cursos de verano son una buena oportunidad para descubrir habilidades ocultas en los niños y extrapolar otras que quizá el ámbito escolar no impulse, además de que pueden acercarse a contenidos sin la presión de tener que aprenderlos o aplicarlos, sino más bien haciéndolos parte de su vida, lo cual aumenta su confianza, pues simplifica sus experiencias y hace que encuentren con menor esfuerzo y mayor efectividad la solución a los conflictos cotidianos”.

Foto: La Matatena.

Una buena opción es explorar el mundo cultural y artístico, ya que, como comenta Liset Cotera, fundadora y directora de La Matatena, Asociación de Cine para Niñas y Niños, A.C., “en la medida en que acerquemos a los niños al arte y la cultura, estaremos formando seres más sensibles, con una visión más amorosa y respetuosa hacia los demás y con su entorno”.

Esta asociación cuenta con diversos cursos para niños a lo largo de todo el año, un taller de Animación en plastilina durante el verano y el Festival de Cine para Niños (…Y no tan niños), en cuyo marco se exhiben los cortos de tres a siete minutos que realizan los niños participantes de estas actividades.

En ellas los pequeños aprenden que sólo trabajando en equipo se logra conjuntar una historia, preparar los story boards y diseñar personajes y escenografías para después comenzar a animar cuadro por cuadro.

Foto: La Matatena.

A través de estos ejercicios cinematográficos –agrega Liset Cotera- los niños encuentran otra manera de expresarse, con imágenes en movimiento. Puede que ahí simplemente se la pasen bien o descubran su vocación. 

A este respecto, Ruth Villanueva señala que el hecho de convivir, divertirse y desarrollar habilidades durante las vacaciones  de verano, fuera de la casa y la escuela, lejos de la monotonía de los entretenimientos cotidianos, provoca que los niños se atrevan a diseñar su futuro, que planteen sus propias metas y sean capaces de calcular las formas para llegar a sus ideales.

Además, la programación del festival, que incluye cortos de otros países, les permite  conocer lo que piensan y viven otros niños alrededor del mundo: “Es como si viajaran con un boleto de cine, se dan cuenta de lo que pasa en otros lugares del mundo y eso les permite revalorar su idiosincrasia, así como la diversidad cultural dentro del mismo país y en otras latitudes. Se conmueven desde su historia de vida y sus vivencias”, dice Liset Cotera.

Foto: La Matatena.

El cine, como la lectura –agrega- es herramienta de conocimiento, sensibilización y empatía, enriquece las miradas, en este caso de los niños para que sean mejores seres humanos y mejores ciudadanos, detona su creatividad, imaginación y capacidad de expresión.

Refuerza su pensamiento lógico y práctico
Otra ventana para asomar a tus hijos hacia un nuevo mundo es un taller de robótica educativa, cuyo objetivo es fomentar en los niños el interés por el tema de la tecnología, enfocado de manera constructiva. Ahí trabajan valores como el trabajo en equipo, la comunicación, la tolerancia a la frustración, la capacidad de liderazgo y la resolución de problemas, pero también conviven con ramas del conocimiento como matemáticas, física y programación.

Foto: Hightech School.

“Desarrollan sus proyectos de una forma tan lúdica y práctica que ellos no lo perciben como una ciencia, sino como algo entretenido”, comparte Lizzette Pérez, training manager de Hightech School Kids.

Lo principal es que los niños aprendan a construir dispositivos con diferentes funciones. A partir de eso ellos deciden si tiene que llevar motores, engranes, qué tipo de vigas tienen que utilizar; luego viene la parte de la programación, en la que los niños “ordenan” al dispositivo avanzar, frenar, retroceder o dar vueltas y otro tipo de instrucciones básicas; cuando dominan la programación motriz se pasa a la programación de sensores de sonido, luz, tacto y ultrasónico (mide distancias).

Foto: Hightech School.

“Poco a poco van incorporando estos conocimientos a proyectos más complejos, con el fin de resolver retos que se les plantean al inicio de sus clases. De esta forma los niños adquieren diferentes destrezas, pues el manejo de las piezas requiere de su habilidad manual, además de que van aprendiendo poco a poco cómo armar sus robots para que éstos sean funcionales y duraderos; en la parte cognitiva involucran conocimientos de física, matemáticas, cómputo e informática; también se desarrollan la creatividad y la imaginación”, explica Lizzete Pérez, quien considera que es necesario empezar a formar un semillero de futuros ingenieros en computación que puedan pensar proyectos útiles para nuestro país.

Sea cual sea la actividad que deseas que tu hijo realice en estas próximas vacaciones, no olvides –como recomienda Ruth Villanueva- tomar en cuenta la importancia de ayudar a nuestros niños a elegir, escuchar sus intereses y orientarlos a hacer algo diferente a su rutina, pero respetando su edad y sus motivaciones: “No se trata sólo de “matar el tiempo”, sino de ocuparse del bienestar de nuestros hijos con el fin de formar mejores personas, individuos felices y ciudadanos responsables. ¡Todos ganamos!”, concluye.

Foto: Hightech School.

Texto: Ana Laura Maldonado.

Comentarios
14 Comentarios en “Cursos de verano: Abre un mundo para tus hijos”
  1. Jairo españa ferrufino Dijo:

    Pregunta tengo niño de 4años estoy interesado d cursos de verano por dos semanas que opcione me propone e y los costos

  2. editorial Dijo:

    Estimadas lectoras,
    Con todo gusto les compartimos los datos sobre las actividades que aparecen en este artículo, para que ustedes puedan contactarse directamente y obtener toda la información que necesitan:
    * Campamento Peña Grande
    9113-1046 al 49
    http://www.pgcamp.com.mx
    * Campamento Los Mezquites
    1204.0024 y 25
    http://www.camplosmezquites.com.mx
    * Funbec
    4152.1300
    http://www.supercursosdeverano.com
    http://www.funbec.org.mx
    * La Matatena
    5033.4681 y 82
    http://www.lamatatena.org
    * Hightech School
    3626.2700
    http://www.hightechschool.com.mx

    Esperamos les sean de utilidad!

    Saludos!

  3. YAIDA MERCEDES Dijo:

    Hola, esta demasiado interesante el articulo, a mi también me gustaría saber los datos de los campamentos, duración, cuanto cuesta? a partir de que edades aceptan? mi hijo tiene problemas en cuanto a la tolerancia a la frustaciòn, me gustaria ver que de manera lo podemos ayudar.

  4. JUDITH NAVARRO Dijo:

    Cuanto cuesta, donde estan las instalaciones, horarios .

    Gracias

  5. Planeta Funbec Dijo:

    Hola, tenemos un sitio que pueden visitar para tener más información de los Súper Cursos de Verano: http://www.supercursosdeverano.com
    Esperamos con gusto su visita y estamos para resolverles sus dudas en el 4152-13-00 en el Distrito Federal.

  6. YISSE PINTADO Dijo:

    Hola muy buenas tardes me podría hacer llegar mas información, como cuant cuesta? cuanto dura el campamento? que seguridades tienen etc.

  7. editorial Dijo:

    Hola Gaby,
    Te envié algunos datos a tu correo.

    Saludos!

  8. Gabriela Ibarra Dijo:

    Buenos días:
    También estoy interesada en obtener la información de la opciones y costos de los campamentos y/o cursos de verano, ni hija tiene 13 años.
    Gracias

  9. editorial Dijo:

    Hola Iliana,
    Ya escribí a tu correo para mandarte los datos de contacto de los campamentos y cursos y ahí puedan darte toda la información que necesitas.

    Saludos!

  10. iliana morales Dijo:

    Hola, necesito saber el costo cuanto dura el campamento tengo dos niños una niña de 6 años y uno de 3 para ver si puedo enviar a los dos o solo a la niña grande. Tambien necesito saber que seguridad tienen y cuantas personas cuidad a los niños

  11. editorial Dijo:

    Hola Yolanda,
    Vía correo electrónico te envío la información que necesitas.

    Saludos!

  12. editorial Dijo:

    Hola Silvia,
    En el artículo tratamos de plasmarles un panorama general de las opciones que existen para los niños, pero con todo gusto me comunico a tu correo para darte los datos de contacto y puedas tener la información que necesitas.

    Saludos!

  13. YOLANDA Dijo:

    Quisiera la información para este curso de verano de “Abre un mundo para tus hijos” y si es posible q acepten a mi hija de 15 y 18 años

    Gracias

  14. Silvia Gutierrez Dijo:

    Muchas cosas positivas, pero no ponen los datos que también importan, por ejemplo cuanto tiempo dura el campamento? cuanto cuesta? a partir de qué edades van? qué seguridad me dan de que ellos estarán bien? se han dado violaciones en campamentos ya sean nacionales como internacionales.