arrow Forma parte de la comunidad Hoy Mujer
SUSCRÍBETE
arrow Encuentra lo que necesitas
Escuelas, spas, médicos, etc.

Celebremos los derechos de nuestros niños

20 abril 2011

En nuestro país cada 30 de abril celebramos el Día del Niño, pero lo cierto es que, más allá de consentir a nuestros pequeños, desconocemos el significado de esta fecha y la importancia que tiene respetar sus derechos, pues ellos son nuestro futuro.

Derechos y libertades para los niños
El 20 de noviembre de 1959, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración de los Derechos del Niño, la cual establece diez principios básicos que fueron complementados treinta años después con la Convención sobre los Derechos del Niño, que entró en vigor el 2 de septiembre de 1990.

Entre otras cosas, esta Convención considera niño a todo ser humano menor de 18 años y en ella se reúnen los derechos civiles, sociales y culturales, sin los cuales no se podría hablar del niño como sujeto de derecho.

De tal modo, este documento enumera los siguientes derechos y libertades fundamentales para todos los niños:

1. El derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo;
2. El derecho a tener un nombre y una nacionalidad;
3. A conocer a sus padres y a ser cuidados por ellos;
4. A preservar su identidad;
5. A no ser separado de sus padres, salvo que las autoridades competentes lo consideren necesario en beneficio del niño (por maltrato o descuido de sus padres, o porque éstos vivan separados y deba tomarse una decisión acerca del lugar de residencia del niño);
6. El derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión;
7. A la libertad de expresión, de asociación y reunión;
8. El respeto a su vida privada y a su familia;
9. A la inviolabilidad de su domicilio y de su correspondencia;
10. El respeto a su dignidad, a su honra y a su reputación;
11. El derecho a la información a través de los distintos medios de comunicación, para lo cual los Estados partes en esta Convención alentarán a los medios de comunicación a difundir información y materiales de interés social y cultural para el niño;
12. El derecho a ser protegido contra toda forma de abuso físico o mental (incluyendo malos tratos, abuso y explotación sexual);


13. El derecho a ser colocados en adopción cuando de acuerdo a las leyes y a las situaciones del menor ésta proceda;
14. A recibir asistencia y cuidados especiales en caso de discapacidad, y a garantizar su acceso a todos los servicios y el goce de todos sus derechos, con el objeto de que el niño logre su integración social y el desarrollo individual en la máxima medida posible;
15. El derecho a disfrutar del más alto nivel posible de salud y de los servicios para el tratamiento de enfermedades y su rehabilitación;
16. El derecho a una alimentación nutritiva e higiénica;
17. A beneficiarse de la seguridad social;
18. A la educación, la que estará encaminada a desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades, así como inculcarle el respeto de los derechos humanos, el respeto a sus padres, el cuidado y conservación de su propia identidad cultural, de su lengua, sus valores, del medio ambiente y el amor por su patria, con el fin de que asuma una vida responsable en una sociedad libre;
19. El derecho que tienen los niños -que pertenecen a grupos étnicos- a disfrutar y a que se les respete su propia vida cultural;
20. El derecho al descanso y esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad, así como a participar libremente en la vida cultural y en las artes;
21. El derecho a ser protegido contra toda clase de explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social; por ello, los Estados deben fijar la edad mínima para poder trabajar;
22. El derecho a ser protegido contra el uso ilícito de los estupefacientes y sustancias sicotrópicas, así como impedir que se utilice a niños en la producción y tráfico de estas sustancias;
23. El derecho a ser protegido contra toda clase de torturas, tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes;
24. A no ser privado de su libertad ilegal o arbitrariamente; en caso de que se alegue que un niño ha infringido las leyes penales, deben ser los establecimientos especializados quienes conozcan de ello, con base en las leyes aplicables a los menores y con las formas que al efecto se establezcan.
*Fuente: Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

La Declaración y la Convención sobre los Derechos del Niño no sólo proclaman los derechos de las niñas y los niños, sino que instan a los padres, a los adultos, a las organizaciones y a las autoridades a que los reconozcan y luchen por su cumplimiento.

Además de ellos, en la actualidad existen más de cincuenta instrumentos internacionales que hacen referencia a derechos específicos de los niños, así como otros instrumentos regionales de protección.

Texto: Ana Laura Maldonado.

Comentarios
No hay comentarios en “Celebremos los derechos de nuestros niños”

El área de comentarios esta cerrada.